Sedentarismo laboral, acelera la pérdida de masa muscular

 

La Sarcopenia es la pérdida progresiva de masa muscular, así como disminución de su fuerza y funcionalidad, este proceso se da con el paso de los años y contrario a la creencia de que sólo afecta a los adultos mayores, las personas sedentarias con una alimentación deficiente aceleran esta condición desde los 30 años.

Las intensas jornadas laborales impiden que se combine trabajo con actividad física regular como un hábito, lo que propicia el sedentarismo. Este no es un tema menor, si consideramos que se pierde 5 por ciento de masa muscular en promedio por cada década después de los 30, lo que significa que para los 70 años se habrá perdido al menos un 20 por ciento.

 

Esta condición predispone a las caídas y fracturas, deterioro funcional, menor calidad de vida, así como mayores gastos por uso de recursos hospitalarios y pérdidas económicas por discapacidad.

 

Los síntomas son debilidad y pérdida de estamina, que interfiere con el desarrollo de cualquier actividad física.  La principal causa es el sedentarismo, recordemos que nuestro cuerpo hace todo lo posible por ser eficiente y elimina lo que no necesita, si no usas tus músculos el cuerpo los irá eliminando, así de fácil.  Se suman una mala nutrición y condiciones de sobrepeso y obesidad.

 

 

Una ingesta deficiente de proteínas se relaciona directamente con la incapacidad de mantener la masa muscular, mientras que las personas obesas presentan una falta de fuerza muscular debido a la filtración de grasa, lo que las coloca en una situación de mayor riesgo de lesiones, fracturas y discapacidad.

 

Bien, hablemos de las medidas preventivas y correctivas que debe tomar a partir de hoy.  En principio, debe esforzarse por realizar algún tipo de actividad física, desde una caminata breve diariamente, hasta practicar ejercicio de resistencia con pesas, que es el más recomendable, ya que está comprobado que es el que mayores beneficios reporta para el fortalecimiento de masa muscular y densidad ósea. Si no le es posible hacerlo entre semana, procure al menos, llevarlo a la práctica sábado y domingo.

 

Debe combinar lo anterior, con una dieta rica en proteínas, antioxidantes y grasas saludables, apóyate en complementos alimenticios porque no siempre es fácil conseguir un menú rico en nutrientes, de esta manera se favorece el óptimo funcionamiento del metabolismo basal y el proceso de oxidación de las grasas, así como una ingesta calórica adecuada.  Todo lo anterior para preservar y fortalecer sus músculos y evitar ganar peso extra que perjudique su salud.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Capacitación On Line AIR
Auditoría de Cumplimiento y Gestión de R

2017 GRC Training2Grow S.A. de C.V.

  • Facebook GRC Business
  • Twitter GRC Business
  • Instagram GRC Business
  • LinkedIn - GRC Training2Grow
  • YouTube GRC Business