Crecimiento económico no necesariamente mejora la Calidad de Vida de la población

En México, los más recientes datos económicos reportados, muestran un desempeño positivo de la economía en sectores como el laboral, consumo y manufactura. En enero 2017, el crecimiento del empleo fue del 4.2 por ciento comparado con enero del 2016,  de ese porcentaje, más del 80 por ciento corresponde a empleos permanentes, lo que representa el mayor incremento en este rubro desde 2008. Por otro lado, el sector automotriz reportó un crecimiento en comercio del 3 por ciento también comparado con el mismo mes del 2016.

 

De acuerdo con datos del Banco Mundial, el PIB anual de México ha tenido un crecimiento promedio de 2.4 por ciento de 1995 al 2015, teniendo años muy positivos como lo fueron 1997 (+6.9%), 2000 (+5.2%)  o 2010 (+5.1%).  Ahora bien, si los datos duros indican crecimiento económico, ¿por qué no se refleja en el nivel de pobreza y bienestar general de la población?

 

Podríamos entrar en diversos debates sobre el destino de los recursos que recibe el gobierno como resultado del crecimiento económico, sin embargo, desde mi punto de vista, la respuesta a  la pregunta ¿por qué no se refleja en el nivel de pobreza y bienestar general de la población? Es un poco más teórica, me refiero al concepto de “Desarrollo económico”.

 

El conflicto al que gran parte de la población se enfrenta y que, en mi opinión, ha venido generando desconfianza y descontento hacia el gobierno, es el hecho de que el crecimiento del PIB de 1995 al 2015, no coincide con los resultados del gasto que el gobierno realiza en programas sociales como “La cruzada nacional contra el hambre”, “El programa de Desarrollo Humano Oportunidades”, programas de apoyo a PyMes o programas de comedores comunitarios, que en teoría debería reflejarse en una disminución en los niveles de pobreza, generación de salarios más competitivos o mejoras en servicios públicos, entre otros.   

Según el Coneval, el porcentaje de población que vive en pobreza alimentaria disminuyó 1.7 por ciento, mientras que la pobreza de patrimonio disminuyó 0.8 por ciento en un periodo de 21 años (de 1992 a 2013). Sin embargo, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, creció 3.8 por ciento de 2008 a 2014.  

 

 

El concepto de desarrollo económico es mucho más amplio que sólo el crecimiento de indicadores macroeconómicos, el desarrollo económico es percibido por la población como un incremento en su bienestar general, es decir, en sus actividades diarias; éste se genera efectivamente a partir del crecimiento en indicadores macroeconómicos como el PIB o la creación de nuevos empleos, pero esto sólo el principio.

 

El desarrollo económico puede generarse en un escenario de crecimiento económico bajo y constante pero basado en un plan de política económica focalizado en el desarrollo de sectores que podrían dar empleo a la población que actualmente se encuentra en condición de pobreza alimentaria, de patrimonio o aquella que cuenta con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, ya que como muestran los datos de pobreza, el crecimiento económico no garantiza el desarrollo económico de un país.

 

 

Tania Martínez Ortega es Economista, se especializa en Transformación de Mercado, Análisis Técnico y Fundamental.

Twitter: @Tania_M0

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Capacitación On Line AIR
Auditoría de Cumplimiento y Gestión de R

2017 GRC Training2Grow S.A. de C.V.

  • Facebook GRC Business
  • Twitter GRC Business
  • Instagram GRC Business
  • LinkedIn - GRC Training2Grow
  • YouTube GRC Business